Registrarse

Descripción técnica

Digitalización.
La información digital se almacena en unos y ceros. Los ordenadores leen la información como 1 ó 0. Este sistema de computerización se conoce como sistema binario. La información digital almacenada se puede copiar, editar, o mover sin ninguna pérdida.
Resolución.
Es el número de píxeles por pulgada en la pantalla del ordenador.
A mayor resolución mejor calidad. La resolución nos permite saber la cantidad de píxeles que se pueden ver en un monitor o la calidad que puede alcanzar una impresión. Un monitor pequeño puede tener 640x80 píxeles, 640 horizontal 480 vertical.
Otros más comunes tienen 800x600, 1024x768 y 1280x1024.
A mayor resolución mas información que se puede ver en la pantalla.
La medida conocida como puntos por pulgada, “dpi” determina la calidad de impresión de las impresoras. A más “dpi” mas definición.
Escáner.
Igual que para las impresoras, la resolución de la imagen escaneada se mide en “dpi” DPI.
Nuestro escaneo se realiza a 300 dpi ó 600 dpi para fotos e imágenes opacas hasta un tamaño A4 (29,7x21cm)
El escaneo de diapositivas y/o negativos se hace a 2.500, 3.200 y 4.000 dpi, También pueden ser expresados en megapíxeles para ayudar a entender como las imágenes escaneadas se comparan con las obtenidas en las cámaras digitales.
¿Qué significa esto?
Un megapíxel es un millón de píxeles. Una cámara de 7.2 megapíxeles captura aproximadamente 7.200.000 píxeles. Cuanto más megapíxeles tenga una cámara mayor detalle se obtiene.
Pero escanear a mayor resolución no es siempre mejor o necesario.
Una diapositiva escaneada a 4.000 dpi puede sobrepasar la calidad media dejando algo de grano. Además 4.000 dpi requieren una mayor memoria y archivos más pesados.
Una diapositiva de 35mm escaneada a 2.500 dpi sería aproximadamente de la misma resolución que se puede obtener con una cámara digital de 7 megapíxeles.
Calcular los megapíxeles de cualquier imagen digital es fácil.
Una foto de 4”x6” (10,16x15,24 cm) escaneada a 300 dpi tendrá, 4x300 y 6x300. O sea, 1.200 por 1.800 píxeles, que son 2.160.000 píxeles o 2,16 megapíxeles.
Tamaño.
Entonces, ¿cuál es el tamaño de mi archivo? Pues eso depende, para empezar hay que dejar apartado el término compresión, que repercute en el tamaño y explicamos más adelante.
Si tenemos una imagen sin comprimir hay que considerar que un píxel está compuesto por tres colores primarios, rojo, verde y azul.
O simplemente RGB (Red, Green, Blue). El ordenador recoge la representación de esos tres colores en “bytes”. Uno por cada color.
Luego 1 píxel será igual a 3 bytes.
Una imagen de 9 pixeles tendrá 27 bytes. Un magabyte es un millón de bytes. Volviendo a la foto de 4”x6” (10,16x15,24 cm) del ejemplo de antes, recordemos que su cantidad de pixeles es de 1.200.000, que multiplicados por 3 bytes nos da 6.480.000 bytes, es decir, un tamaño de 6,4 megabytes.
Más resolución es mejor, ¿no?
No, no siempre. Muchas empresas ofrecen 3000 dpi para negativos y diapositivas y 600 para copias en papel e impresos. 2.500 dpi para negativos y diapositivas es suficiente, pero para películas sensibles con un ASA muy bajo o de alta calidad, 3.200 dpi puede ser una opción razonable. Las fotos en papel se pueden imprimir a 150 o 300 dpi, al escanear por encima de esa medida la información que se obtiene no se recupera al imprimir ni tampoco se ve en la web o en la pantalla del ordenador. Sólo se podría apreciar si ampliamos el tamaño para ver con más detalle algún área de la imagen. Por el contrario si ampliamos una foto de 150 dpi empezaremos perder definición y los píxeles que la forman empiezan a aparecer.




formatos

¿Para que sirve una resolución alta?
Manejar imágenes en alta resolución requiere ordenadores potentes y software adecuado para manejar archivos pesados. Es decir, entramos ya en el terreno profesional, en el que una sola foto puede tener 500 MB o más. Una resolución así está indicada en algunos casos. Por ejemplo retoques y reparaciones de fotos dañadas que requieren mayor definición para que el artista las pueda controlar sin que se note nada una vez retocada. Después siempre se puede crear una versión a resolución de impresora, incluso en formatos comprimidos. También es necesaria una mayor medida para ampliaciones gigantes, como carteles, vallas, etc.
En esos casos la resolución se puede dejar a sólo a 72 dpi para imprimir, pero el tamaño del archivo ha de ser el definitivo.
Si el poster mide 2x2m, el archivo ha de tener 2x2m a 72 dpi.
Compresión TIFF.
Existen dos tipos de compresión, hay uno que no pierde calidad ni se degrada la imagen, como los archivos TIFF. Supongamos que se comprime una imagen de 3x3 píxeles y todos tienen un mismo color. Si guardamos esa imagen tal cual tendrá 27 bytes. Al ser todos los colores iguales se puede guardar de forma que la imagen se puede describir como de 9 píxeles negros. Como un píxel son 3 bytes, al comprimir a 9 píxeles hemos reducido también los bytes, de 27 a 4 bytes.
Cuando se descomprime la imagen, al abrirla, tendremos la representación exacta de la misma sin pérdida de calidad.
Compresión JPEG.
Es el otro tipo de compresión, que pierde cierta información considerando que el ojo humano no la puede detectar en ciertos detalles que al comprimirse se dejan fuera, es JEPG. Este tipo de compresión es más complejo y se puede configurar de varias formas. JPEG es una forma de compresión que produce pérdidas, pero que se pueden controlar, el factor calidad se puede variar de 0 a 100%. Cuanto más cerca del 0, más pérdida de detalle y menos tamaño del archivo.
El problema que presenta es que al abrirse muchas veces va perdiendo, como una fotocopia, de una fotocopia, de una fotocopia. Esta pérdida que mencionamos se produce al re-comprimir de nuevo y salvar la imagen en el disco duro cuando se edita con un software como Photoshop.
Pero los archivos en JPEG no se degradan con el tiempo.
Abrir los archivos para verlos no causa problema, ni imprimir ni verlos más veces, ni hacer copias. En Fotovintage escaneamos siempre en TIFF, y convertimos en JPEG para su entrega. Obtener la imagen inicial en TIFF significa más tiempo en el procesado y más trabajo, pero la atención de nuestro trabajo al detalle y a la calidad nos lleva a partir de la mejor opción. Además, la entrega se puede hacer en TIFF, JPEG, o en ambos formatos sin ningún cargo.
Almacenamiento.
DVD. La opción más común, tiene una capacidad 7 veces superior a un CD.
SD Tarjeta de memoria. Se trata de uno de los formatos de memoria más pequeños, se suelen utilizar en cámaras de fotos, teléfonos, grabadoras de voz y vídeo y múltiples consolas de juegos y otros aparatos portátiles.
Miden 24x32mm y su grosor es sólo de 2,1mm. Es esencial tener un lector de tarjetas SD en el ordenador o un lector externo.
Pen drive o memoria externa USB.
Disponible en diversas formas y con capacidad para almacenar desde 1GB hasta 32GB. Es pequeño y manejable, las fotos se pueden copiar al escritorio simplemente arrastrándolas. Se puede volver a usar tantas veces como se quiera.
Disco duro externo.
Normalmente a partir de 32GB el tamaño es algo mayor, como una billetera o un poco más dependiendo del modelo y la marca. Se pueden almacenar cantidades enormes de fotos hasta 2TB y 3TB (Terabyte).



Preguntas frecuentes

¿Qué resolución me conviene?
Para fotos e impresos no mayores de A4 las resoluciones son a 300 dpi o 600 dpi. El tamaño final depende del tamaño del original.
Una foto de 4”x6” (10,16x15,24cm) a 300 dpi tendrá 1.200x1.800 píxeles, calidad suficiente para la pantalla del ordenador o imprimir copias al mismo tamaño. El tamaño del archivo viene a ser entre 1 y 1,5MB.
Si se escanea a 600 dpi tendrá 2.400x3.600 píxeles, lo que permite imprimir a un tamaño mayor o ampliar detalles en una pantalla. El tamaño del archivo sube de 2,5 a 3MB.
Para diapositivas y negativos hay tres opciones 2.500, 3.000 y 4.000 dpi.
Una diapositiva escaneada a 2.500 dpi se puede imprimir con calidad a un tamaño A4. A veces la resolución sobrepasa la cantidad de información en el original lo que aumenta el grano o ruido. En ese caso no conviene escoger la más alta resolución.
Si una diapositiva tiene buena calidad y se ha tomado a un ASA muy bajo, escanear a 3.200 ó 4.000 dpi puede ser una buena opción.
Pero la resolución no es el único factor. Usamos escáners de calidad que permiten alcanzar el máximo de 4.000 dpi.
Pero también intervienen rigurosos procedimientos, software y técnicos que permiten obtener toda la calidad que se puede de cada original.
¿Qué es mejor la copia en papel o el negativo?
Si el negativo no está demasiado deteriorado, siempre es mejor que la copia en papel. Si buscamos la mejor calidad, escanear del negativo supera a la copia fotográfica obtenida del clásico proceso de positivado.
Además los tonos y colores de las copias tienden a perderse con el paso del tiempo, y muchas copias se hicieron en procesos rápidos y automáticos de positivado que promedian los valores de todo un rollo de negativos.
Lo que un escáner no hace es conseguir el foco o la definición de una foto que no la tiene. Lo que está desenfocado siempre se verá desenfocado.
Una foto oscura se puede mejorar un 10 ó 15%. Hay unos límites que si se pasan no traen una mayor luminosidad, empezando a verse gris y sin matices.
¿Cuanto se tarda en escanear?
El tiempo varía dependiendo del volumen de fotos y del turno de llegada.
El flujo normal de trabajo viene a ser alrededor de dos a tres semanas desde que se reciben los originales.
Para pedidos urgentes se ofrece un servicio exprés con un cargo adicional que se calcula en base al volumen de las imágenes y la resolución que se elija.
¿Dónde se escanean mis fotos?
Las fotos que se reciben para escanear son organizadas y clasificadas como proyectos independientes y guardadas en nuestros archivos de seguridad hasta el momento de iniciar el proceso, y se vuelven a guardar una vez finalizado hasta el momento de la recogida de la mensajería concertada.
Nuestro laboratorio se encuentra en nuestra oficina de Madrid, aunque contamos con otros repartidos en diferentes lugares que trabajan diversos formatos. Para casos especiales se puede realizar el escaneo en el domicilio del cliente si el volumen y/o la importancia de las imágenes lo requiere, añadiendo el coste del desplazamiento del técnico y del equipo necesario.
¿Se pueden poner nombres a las fotos y organizarlas en carpetas?
El volumen de fotos que se escanean no permite hacer distinciones ni grupos de carpetas en un mismo pedido. La primera imagen escaneada de cada pedido comienza con 0000001.jpg y termina con el que corresponda, si el total de fotos son 1.290, la última será la 0001290.jpg
¿Se pueden escanear un album con las fotos pegadas?
Las fotos deben de despegarse del álbum antes de ser enviadas para escanear.
¿Cual es la política de privacidad y derechos?
Fotovintage no se responsabiliza del uso que se pueda hacer de la fotos o imágenes una vez escaneadas y entregadas. Si el que hace el pedido no es dueño de las fotos o sus derechos, debe contar con los permisos o autorizaciones necesarias y cumplir con las leyes vigentes en materia de derechos y publicaciones.
Fotovintage no tiene forma de conocer la procedencia o derechos de millones fotos, postales, impresos etc. Escanear una foto no es ningún delito. Divulgarla sin permiso o hacer un uso indebido si lo es.




formatos

¿Cómo me aseguro de la confidencialidad de mis fotos?
Tanto las fotos originales con las escaneadas son vistas y manejadas por nuestros técnicos y entregadas a los clientes, sin que nadie más intervenga ni exista divulgación de ninguna clase a terceras partes. Fotovintage tiene los permisos para manjar datos. La empresa está asociada a la agencia nacional de protección de datos.
¿Es seguro el envío y manipulado de mis fotos?
Nuestro centro de recogida en Madrid recibe los originales mediante un servicio de mensajería concertado, con un código de seguimiento que permite saber el itinerario de cada envío.
¿Porqué no digitalizo yo mismo mis fotos y negativos?
Asumiendo que se tiene el ojo, el software y los conocimientos técnicos hay que considerar tres aspectos principales en caso de hacerlo uno mismo, tiempo, dinero y calidad.
Si tenemos por ejemplo 3.000 viejas fotos analógicas, una vez aprendida la técnica y contando con el equipo adecuado en cada foto se tardará 7,5 minutos.

• Limpiar el cristal y los originales uno a uno
• Posicionar la imagen y escoger la resolución (600 dpi fotos 3.000 dpi
negativos). A mayor resolución más tiempo.
• Limpieza de polvo y arañazos, ajustes de color y tonalidad.

Escanearlas todas serán unas 375 horas, unos 47 sábados a 8 horas diarias.
Hay escáners domésticos y de oficina que pueden servir para algunas fotos pero su calidad viene a ser el equivalente a una fotocopia.
Se puede uno hacer con escáners de diapositivas de unos 70€, pero el resultado es muy pobre.
Luego están los formatos. Hay diapositivas, transparencias, negativos de muchas clases. Se necesitan mínimo dos o más escáners diferentes para cubrir al máximo las posibilidades.

• Escáner Epson 750 de sobremesa 750€
• Escáner de diapositivas y negativos Nikon 5000 5.599€
• Software Silver fast 499€
• Adobe Photoshop CS6 1.414€

A estos hay que añadir otros costes como ordenador, accesorios, etc., para hacerse una idea.
Otro aspecto a considerar es la técnica combinada con el ojo y el sentido artístico de quienes manipulan el equipo, gente dedicada y con conocimientos técnicos del máximo nivel, no hay en todas las familias.
¿De verdad merece la pena escanear en casa un legado de fotos únicas y valiosas para obtener la calidad de meras fotocopias?
Nos gastamos cantidad de dinero en unas cortinas, en un vestido, en una merienda, o en adornos inservibles cuando por menos dinero podemos tener nuestras fotos de generaciones a salvo y con calidad.
Y con la posibilidad de hacer un uso infinito de esas imágenes una vez digitalizadas.
¿Qué se puede digitalizar en Fotovintage?
Prácticamente todo. Fotos en papel, impresos, postales, documentos, negativos y diapositivas en todos los tamaños y formatos.
¿Cuánto tiempo guardan las imágenes digitales?
Una vez entregados los originales y el correspondiente archivo conteniendo sus imágenes en la resolución solicitada en formato TIF recomendamos que se haga una copia de seguridad adicional.
No obstante conservamos dichos archivos en nuestro servidor hasta dos meses.